Los oficios artesanales han desempeñado siempre un papel importante en la sociedad a lo largo de los siglos. Son reflejo del desarrollo histórico, económico y artístico de un país, y al mismo tiempo muestran los aspectos etnológicos de una sociedad, como sus tradiciones, usos y costumbres. Redescubrir oficios como el del Espuelero, revelan rasgos distintivos de formas y manifestaciones como nuestra cultura campesina.

FRAGUANDO LA TRADICIÓN, es una muestra visual financiada por el Fondo Nacional de Desarrollo Cultural y Las Artes, Convocatoria 2020, que intenciona un espacio que recorre pasajes y momentos de un oficio, y de quiénes lo profesan en la Región del Biobío, destacando la participación y colaboración especial del artesano Luis Orellana, de San Pedro de La Paz, representante de los escasos cultores que aún lo ejercen.

Explorar y acercarnos a su transmisión como herencia cultural intangible, en la continuidad de sus tradiciones, indagando sobre sus procesos de reproducción e innovación a travéts del tiempo histórico y espacio social. Documentando una mirada testimonial a un oficio con historia, en que cultura y tradición rescatan nuestras raíces campesinas, reconociendo un legado que en manos de quiénes profesan este oficio, reside la sabiduría de una parte del patrimonio cultural e histórico de nuestro pueblo.